EL JUEGO DE LAS 7 FAMILIAS: una experiencia cultural, educativa y lúdica

El juego de las 7 familias es un clásico juego de cartas que ha entretenido a generaciones durante décadas en Europa. Además de ser una fuente de diversión, este juego ofrece una experiencia única que combina elementos culturales, educativos y lúdicos. En este artículo, exploraremos cómo el juego de las 7 familias puede enriquecer nuestras vidas y por qué sigue siendo una opción popular para niños y adultos por igual.

Juego de mesa de las 7 familias Huarpes

ORÍGENES CULTURALES DEL JUEGO DE LAS 7 FAMILIAS

Aunque su versión más reconocida se originó en Francia en el siglo XIX, bajo el nombre de “Jeu des 7 Familles”, esta historia se remonta a diferentes culturas y países. Su versión más antigua – con solo cuatro familias – hubiese sido inventada por los anglosajones en 1851, hasta que en 1976, el diseñador francés, André Gilles, agregó siete familias al juego tal como lo conocemos hoy.

En la actualidad, ya no se limita a representar miembros de familias tradicionales con diversas profesiones o culturas. En el caso de las ediciones de la ONG Trashumantes, se añade un toque cultural y educativo a la experiencia de los jugadores, quienes pueden sumergirse en las fascinantes culturas Incas, Huarpes, Guaraníes o en la hermosa flora del monte mendocino mientras juegan. Cada edición del juego ofrece un valioso vistazo a la riqueza de tradiciones, costumbres y biodiversidad que existe en América del Sur, enriqueciendo la experiencia de los jugadores.

Juego de 7 familias antiguo

EL JUEGO DE LAS 7 FAMILIAS COMO HERRAMIENTA EDUCATIVA

El rol educativo del juego de las 7 familias es muy relevante, los niños pueden aprender conceptos clave mientras se divierten con amigos y familiares.
En primer lugar, el juego fomenta el desarrollo de habilidades cognitivas, como la memoria, la concentración y el pensamiento estratégico, ya que los jugadores deben recordar las cartas que se les han mostrado y seguir el rastro de las que han sido solicitadas durante el juego.
También se promueve el desarrollo de habilidades sociales, fundamentales en nuestra vida cotidiana, como la comunicación y el trabajo en equipo. Esto sucede a través de la interacción entre los jugadores durante el juego, dado que para obtener las cartas que se necesitan, se deben hacer preguntas a los demás jugadores.
En el caso de ediciones como las de la ONG Trashumantes, el juego se convierte en una herramienta valiosa para aprender sobre diversos temas, como culturas originarias, geografía, historia, biodiversidad, mitologías y cosmovisiones. Además, algunas cartas contienen palabras en idiomas quechua y guaraní, así como vocabulario científico sencillo, lo que proporciona una experiencia educativa enriquecedora y divertida.

Estudiantes jugando a las 7 familias Huarpes

El juego de las 7 familias mejora la memoria, concentración y habilidades sociales. Además, las ediciones temáticas de la ONG trashumantes enriquecen la experiencia educativa al explorar temas como culturas originarias, geografía, historia, biodiversidad y cultura.

LA DIMENSIÓN LÚDICA: DIVERSIÓN CON AMIGOS O EN FAMILIA

Juego de cartas Huarpe 1

El juego de las 7 familias brinda diversión a todas las edades, permite momentos de creatividad y facilita la interacción cara a cara, fortaleciendo los lazos familiares.

El juego de las 7 familias es ante todo una experiencia lúdica que brinda diversión a personas de todas las edades. Es una actividad que puede disfrutarse en familia o con amigos, creando un ambiente relajado y de risas compartidas. A medida que los jugadores se sumergen en la estrategia del juego, se crean momentos memorables que fortalecen los lazos afectivos.
La diversión en el juego radica en la emoción de pedir cartas específicas, la alegría de completar una familia y la satisfacción de ganar al final del juego. Además, el juego de las 7 familias permite un espacio para la creatividad, ya que los jugadores pueden inventar nuevas reglas o nuevos juegos utilizando las mismas cartas (Tabú, Quien Soy, …), agregando una capa adicional de entretenimiento.
Este juego es a su vez una excelente manera de desconectarse de las pantallas y pasar tiempo de calidad con la familia. A diferencia de muchos juegos modernos, el juego de cartas tradicional permite una interacción cara a cara, lo que fomenta una comunicación más significativa y unión familiar.

UNA HERRAMIENTA PARA LA VALORACIÓN CULTURAL

Los juegos de las 7 familias de la ONG Trashumantes son concebidos como herramienta lúdica para desarrollar la educación cultural y ambiental en las escuelas de América del Sur. Este material pedagógico se enfoca sobre saberes y costumbres de los pueblos originarios y buenas prácticas ecológicas. A través de los objetos, animales, plantas, personajes y escenas retratadas en las cartas, se aprende sobre la historia y las costumbres de diversas culturas, fomentando la apreciación y el respeto por la diversidad cultural, así como la valoración y la preservación de la biodiversidad.
El juego de las 7 familias es ideal como herramienta didáctica en escuelas y programas educativos para fomentar la apreciación y el conocimiento del patrimonio cultural y natural. Los docentes pueden utilizar el juego como una forma interactiva y entretenida de enseñar sobre diferentes culturas y sociedades, involucrando a los estudiantes en el proceso de aprendizaje.

Melosa del juego de las 7 familias de la Flora Mendocina

REGLA DEL JUEGO

El juego de las 7 familias es un juego de cartas tradicional que se juega con un mazo especial compuesto por 7 temáticas (llamadas en ese caso familias) diferentes, cada una representada por una serie de 6 cartas que muestran elementos o personajes afines. El objetivo del juego es reunir la mayor cantidad de “familias” completas posible. A continuación, se explican las reglas básicas del juego:

  1. Número de jugadores: El juego se puede jugar con 3 a 5 jugadores
  2. Distribución de cartas: Se reparten 6 cartas a cada uno de los jugadores. 
  3. Objetivo del juego: El objetivo es formar la mayor cantidad de “familias” completas de cartas posible (por ejemplo, en el juego de las 7 familias Huarpes, la familia “Fauna” compuesta por 6 cartas: la Llama, el Cuis, el Ñandú, el Guanaco, el Piche, la Vizcacha).
  4. Turnos de juego: El jugador más joven comienza el juego. Los turnos se realizan en sentido de las agujas del reloj.
  5. Pidiendo cartas: En su turno, un jugador le pide a cualquier otro jugador una carta que necesita para completar una “familia”. Por ejemplo, podría pedirle al jugador “Juan” si tiene la carta del “Guanaco de la familia de la Fauna”. El jugador debe tener al menos una carta de esa familia para hacer la solicitud. Si el jugador al que se le pidió tiene la carta solicitada, debe entregarla al jugador que hizo la solicitud. Si el jugador al que se le pidió no tiene la carta solicitada, el jugador que hizo la solicitud debe sacar una carta del mazo. Sigue jugando la siguiente persona.
  6. Completando familias: Cuando un jugador ha reunido todas las cartas de una familia (por ejemplo, todos los miembros de la familia “Fauna”), debe mostrar la familia completa y colocarla frente a él.
  7. Continuación del juego: Los jugadores continúan pidiendo y sacando cartas del mazo en sus turnos hasta que no quedan más cartas en el mazo. Cuando se termina el mazo el juego continua sin él. 
  8. Final del juego: El juego termina cuando todos los jugadores han completado todas las “familias” que pueden. El jugador con más familias completas es el ganador.

Es importante recordar que existen diferentes variantes y reglas adicionales que se pueden aplicar para adaptar el juego a las preferencias y edades de los jugadores. La clave es divertirse mientras se aprenden habilidades sociales, cognitivas y de estrategia. ¡Que disfrutes jugando el juego de las 7 familias!

El juego de las 7 familias es mucho más que un simple juego de cartas; es una experiencia cultural, educativa y lúdica que genera momentos de risas y diversión compartida, fortaleciendo los lazos afectivos.

Con las ediciones temáticas de la ONG Trashumantes se ha convertido en una herramienta para la valoración del patrimonio cultural y ambiental de América del Sur. Los juegos de las 7 familias Huarpes, Incas, Guaraníes y de la Flora Mendocina, permiten aprender sobre geografía, historia, biodiversidad, mitología y cosmovisión ancestral.

Entretenido y educativo este juego es una opción perfecta para compartir hermosos momentos en familia y con amigos. Así que, la próxima vez que busques una actividad cultural, educativa y llena de diversión, ¡no dudes en sacar el mazo de cartas y disfrutar del encanto del juego de las 7 familias!

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *